Imperio: La Novela de Maximiliano

Fernando Maximiliano José de Habsburgo-Lorena, también conocido como Maximiliano I de México, es, tal vez, uno de los personajes y políticos más vilipendiados en la historia de México. Su muerte marca el fin de las ambiciones monárquicas en el país.

Para quienes no sepan, México, desde su vida independiente, ha tenido dos emperadores. Nuestra historia está llena de claroscuros, un pueblo “sometido” 300 años bajo la corona española, decide sublevarse y llamar a la independencia, bajo los gritos y vivas a Fernando VII, rey de España. ¿Irónico?

iturbide_agustin_1

Agustín de Iturbide, el artífice de la consecución de la independencia, se convierte en el primer emperador del México independiente. No obstante, aunque fue ratificado por el congreso, su reinado duraría poco, aproximadamente un año (1822-1823). Asediado por los republicanos, abdica el 19 de marzo de 1823, y huye al exilio. Posteriormente, a su retorno  al país un año después, es acusado de traición y fusilado.

Maximiliano I de México, se convirtió en el primer emperador del segundo imperio en México. Después de años de una cruenta guerra (Guerra de Reforma), hambruna, crisis y pobreza; los conservadores (partidarios de la monarquía), y a sugerencia de Napoleón III, le ofrecen la corona a Maximiliano de Habsburgo. Contrario a Agustín de Iturbide, Maximiliano, era un emperador europeo, heredero de una de las casas gobernantes más longevas, ilustres y poderosas. Al igual que el anterior, su imperio duraría poco. Aunque Maximiliano, fue traído a México por los conservadores, éstos últimos, lo abandonaron tras sus políticas liberales que restaban autoridad y poder a la Iglesia y sobre los indígenas. Los liberales, a pesar de que concordaban con sus políticas, le menospreciaban por su calidad de monarca. Maximiliano, traicionado por sus partidarios, e indefenso ante sus enemigos, es capturado el 16 de mayo de 1867; posteriormente ejecutado por órdenes de Juárez, el 21 de junio del mismo año, en el cerro de las campanas, Querétaro. Su reinado duraría alrededor de 3 años( 1864-1867).

maximiliano-habsburgo-ofrecimiento-corona
Ofrecimiento de la corona del imperio mexicano a Maximiliano de Habsburgo

Prácticamente todas las cortes europeas, así como una serie de ilustres personajes, se pronunciaron, de manera tardía, a favor de la liberación de Maximiliano. Entre ellos, resalta la interesante  carta que escribió el político y escritor, Víctor Hugo. En ella, Víctor Hugo, pide al presidente Juárez, respete la vida de Maximiliano de Habsburgo, y le otorgue el perdón. Por si les interesa, les dejo aquí la carta. ( El texto íntegro se encuentra en la página 70).

Lo anterior es, simplemente, una breve introducción que nos permita entrar en el contexto de la época.

maximiliano_i_mexicoZagal, autor de éste libro, Imperio: La Novela de Maximiliano, nos narra los últimos días en la vida del emperador. La imagen que Zagal, nos describe de Maximiliano, en sus últimos días, es funesta y lúgubre. El emperador del otrora segundo imperio mexicano, pasa sus últimos días preso en una celda del convento de Capuchinas, solo, derrotado e indigesto por la disentería que ha contraído. En la soledad de su celda, Maximiliano da rienda suelta a sus cavilaciones, entre monólogos y visitas de sus allegados, reflexiona sobre su vida y gobierno, sobre sus aciertos, errores y predicciones. Entre la vida y la muerte, aunque más cerca de la muerte, Maximiliano espera le informen de ejecución. Sus partidarios y sirvientes, optimistas o ilusos, tratan de llenar de esperanzas al emperador, sin embargo, él sabe que será ejecutado, se ha resignado a morir.

Aunque es una novela histórica, ésta posee cierto rigor histórico. Zagal, apegándose e inspirándose de algunos momentos o hechos históricos, reconstruye y llena los vacíos, pretendiendo así, dar a entender este capítulo en nuestra historia. Aunque claro, gran parte del monólogo, corre a título personal de la imaginación de Zagal. En tan solo 200 páginas, Zagal nos muestra de manera amena y certera lo que fue del breve y convulso imperio de Maximiliano. Es un libro que dibuja una visión global, porque no se centra únicamente en lo que pasa en México, sino que nos provee de una concepción más amplia, la cual alcanza a nuestro vecino del norte y a Europa. En ello radica lo interesante de la obra, el final lo sabemos de antemano. Zagal no pinta héroes ni villanos, pinta hombres de carne y hueso. Personas comunes y corrientes, con aciertos y errores, virtudes y defectos, que tomaron decisiones que nos beneficiaron o perjudicaron.

De hecho, y como había mencionado con anterioridad, existe una adaptación del libro a obra de teatro. Es un monólogo interpretado por Sergio Klenbaum, y dirigido por Rodrigo González. Así que aquellos que vivan en la Cd de México, tendrán la oportunidad de ir y ver la obra que se presenta en el Castillo de Chapultepec.

a10n1esp-1
Sergio Klenbaum, interpretando a Maximiliano de Habsburgo, a las puertas del Castillo de Chapultepec.

El libro puede ser algo repetitivo en algunos casos, sin embargo, ello no le resta lo bueno que es. Ciertamente, es un libro recomendable, una lectura para disfrutar. Una oportunidad para conocer un pedazito de la historia de México, así como las vidas de grandes personajes en nuestro país.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s