Manías de un verdadero lector.

He estado un poco alejado e indeciso sobre que publicar en el blog, pero al encontrarme con esta publicación, me decidí.

Tengo una manía, de buscar tanto en wordpress, twitter u otros, contenido relacionado con libros, para estar enterado de las ultimas novedades. De hecho cada vez que me meto,  es lo primero que hago.

Originalmente encontré el articulo navegando por este blog: http://contraelpromediomexicano.com

Pero al parecer el articulo original lo pueden encontrar  aqui:  http://visionexterior.wordpress.com/2013/11/11/las-manias-de-un-verdadero-lector/

Algunas de las manías o vicios más comunes entre lectores:

1. Comprar: tenemos el estante o biblioteca lleno de libros por leer, pero no dejamos de adquirir uno nuevo.

Si, cada vez que descubro un libro nuevo, lo agrego a mi lista de deseos, aunque esto no signifique que lo vaya a comprar pronto. De hecho hay muchos libros en mi lista de deseos que llevan mucho tiempo y aun no compro. Pero algo que no puedo evitar es entrar a una librería y salir sin al menos uno. Realmente me gusta tener mas libros en lista de espera , y actualmente tengo 8 libros sin leer en mi estantería.

2. Novedades: estamos al día de las nuevas publicaciones para comprarlas o descargarlas, y también para colearlas en la lista de libros pendiente por leer, para así estar de lleno en la movida literaria.

Mas que las novedades, tal vez debido a mi reciente introducción en este mundo de la literatura (un año), la mayoría de mi dinero lo invierto en clásicos o algún otro libro mas reciente. Aunque si estos últimos meses he comprado varias novedades de las cuales me he enterado gracias a varios booktubers mexicanos.

3. Cazadores: de ofertas y descuentos de libros. Aprovechamos al máximo las ventas de libros usados, ferias, intercambios o cambalaches.

Personalmente no me gustan los libros usados. Pero aquello de aprovechar descuentos y promociones, es lo primero que checo al entrar a una librería, es sorprendente porque a veces uno se puede encontrar con obras maravillosas a un precio de risa.

4. Préstamo: cuando un amigo o familiar nos pide un libro prestado marcamos varias páginas con nuestras iniciales y firmamos la última página, para que se vean en la obligación de devolvernos.

No suelo prestar mucho mis libros, no tanto porque no quiera, sino porque muy pocos de los que me rodean gustan de este maravilloso placer que es leer. Cuando presto mis libros , en ese caso no tengo mucho problema ya que cuento con una buena memoria, de la cual me jacto cada que tengo oportunidad.

5. Ojo mágico: siempre estamos pendiente de lo que está leyendo la gente en la calle, además de alegrarnos, nos hace crecer la lista por leer.

Así es, aunque es muy raro encontrarse al alguien leyendo en la calle, y más en un país como México.De hecho es incluso un sentimiento de alegría, al encontrar a alguien leyendo al menos.Personalmente, no me gusta leer en la calle, siento que hay muchos distractores, me gusta más leer en la comodidad de mi habitación.

6. Recomendaciones: en cada conversación buscamos la manera de recomendar un libro, siempre estamos pendiente de hacer un nuevo lector.

Cada que tengo la oportunidad de mencionar un libro en una conversación lo hago. Siempre estoy muy interesado en captar a alguien más en este mundo de los libros.

7. Curiosear: entrar a una librería solo para ver y oler, pero es inevitable no salir con algo nuevo.

Como ya había dicho, si ando cerca de una librería es para mi inevitable entrar a ella y salir sin algo nuevo. Mi única limitación para no llevarme casi toda la librería sería mi economía.

8. Bolsa: meter el libro que llevas en el bolso o cartera un una bolsa plástica para evitar que se maltrate.

No exactamente eso, pero si soy muy cuidadoso con mis libros.

9. Marcalibro: buscar siempre uno adecuado para cada lectura.

No acostumbro a ponerle post-its, porque hay unos que manchan las páginas, entonces ando en busca de unos nuevos. 

10. Reseña: siempre revisar algunos comentarios sobre la próxima lectura para saber con qué nos vamos a encontrar.

De hecho, es así como me he comprado algunos libros, mediante recomendaciones. Aunque trato que no influya mucho en mi , pero si soy de buscar reseñas, opiniones o comentarios acerca del libro que voy a empezar a leer.

11. Subrayar: resaltado, con lápiz, poner post-it , doblar la punticas cualquiera es válida para guardar las frases o párrafos de nuestras lecturas favoritas.

Lo se, es terrible no poder marcar en el texto alguna párrafo, frase o idea que te haya gustado. Detesto marcar mis libros con tinta, ya sea subrayando o sombreando con marcatextos. No me gusta doblar las páginas. Había comenzado a marcar mis libros con post-its, pero me di cuenta de que las que estaba usando manchaban mis libros, y aquello me enfureció.

12. Película: nunca ver una antes de leer el libro.

Me da igual, a veces al ver una película y que termina gustando, uso la premisa de que un libro siempre es mejor que su película. Muchas veces las películas me han hechos descubrir la existencia de algún libro.

13. Autor favorito: estar a la caza de que nuestro autor favorito nos haga más valioso nuestro libro con su firma.

Lamentablemente, donde vivo o radica ningún autor, y mucho menos viene para algún evento, feria o estacionario, no son comunes en Cancún.

14. Mundo mágico: asistir a eventos literarios, presentaciones, bautizos, tertulias y ferias para estar al día del este maravilloso mundo de libros y lecturas.

Que mas desearía yo , pero como ya dije no son comunes  en la ciudad donde vivo. Creo que solo he ido a una presentación de un libro en mi vida.

15. Oportunidad: aunque sea muy difícil desprenderse de un libro es necesario donar o dejarlos en adopción para que así otros tengan la oportunidad de leer.

No me gusta donar, yo se que es algo egoísta, pero son algo muy especial para mi. No puedo dejarlos ir, porque siento que una parte de mi se iría, Prefiriria comprar uno nuevo y regalarlo, que dar uno mio. Aunque últimamente he estado tentado ha hacerlo, en especial porque ha sido promovido en twitter, no se me ha da la ocasión.

16. Regalo: inculcar el amor por los libros a otros, por eso siempre hacerlo el regalo perfecto.

He regalado libros, pero creo que eso es algo muy delicado, porque muy poca gente lo aprecia.

17. Anotar: en la agenda, el celular, post-it la página por donde voy en la lectura por si el marcalibro se escapa.

Utilizo un separador, porque sino pierdo el número, y  a veces me encuentro releyendo páginas. De no ser así lo memorizo, y apenas tengo el marcapaginas a la mano se lo pongo.

18. Lista: tener anotado la lista de libros que quiero, por leer, prestados y que leí.

Casi siempre, agarré esa manía en los últimos 6 meses, para llevar algo así como un control.

19. Vitrina: pasar frente a una librería y solo quedarse contemplado los nuevos títulos y las sugerencias.

Y desearlos enormemente. Me seria imposible resistir la tentación de entrar por uno de ellos.

20. Lectura 2.0: usar la web y las redes sociales para estar en contacto con nuestro escritor favorito.

Pues, últimamente si, aunque es imposible con algunos. Las barreras de la vida y la muerte separan a muchos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s